Oscar Niemeyer, un Arquitecto Digno de Admirar

En 1907 nace en Río – Brasil, Oscar Niemeyer que entregó a éste mundo “todo lo que pudo”. Algunos datos para tener en cuenta:

niemeyer

El arquitecto Oscar Ribeiro de Almeida Niemeyer Soares Filho, genio de la arquitectura mundial que recibió entre sus premios el Pritzker 1988 (considerado el Nobel en Arquitectura) y Príncipe de Asturias 1989. En Brasil el Consejo del Instituto del Patrimonio Histórico y Artístico registró como “guardia pública” 23 monumentos en Brasilia y 12 en el resto del país. Sus obras se ven en Brasilia (Palacios de la Alvorada del Planalto del Congresode la Catedral), grandes edificios en San Pablo, Río de Janeiro, Curitiba y saliendo de las fronteras de Brasil sus trabajos están presentes en Venezuela, Alemania, Francia, Argelia, Israel, Emiratos Árabes y España.

Entre sus frases para recordar y que nos muestra un perfil de su personalidad están: .…”a partir de un trazo nace la arquitectura. Y cuando es bonito y produce sorpresa, ella puede alcanzar – siendo bien conducida – el nivel superior de una obra de arte”……”no me atrae el ángulo recto ni la línea dura e inflexible creada por el hombre, lo que me atrae es la curva libre y sensual, la curva que encuentro en las montañas de mi país, en el curso sinuoso de sus ríos, en las olas del mar, en el cuerpo de la mujer preferida y las del universo”….”lo que me molesta no son los desaciertos de la vida, sino el dolor inmenso de los más pobres ante la sonrisa indiferente de los acaudalados”…….”cuando la vida se degrada y la esperanza huye del corazón de los hombres, la revolución es el camino a seguir”……”la vida es un soplo. Todo acaba. Me dicen que después que yo muera, otras personas verán mi obra. Pero esas personas también morirán. Y vendrán otras, que también se irán. La inmortalidad es una fantasía, una manera de olvidar la realidad. Lo que importa, mientras estamos aquí, es la vida, la gente. Abrazar a los amigos, vivir feliz. Cambiar el mundo. Y nada más”…..

El 6 de diciembre de 2012 y muy próximo a los 105 años murió Oscar Niemeyer que no solo dejó en esta Tierra “obras arquitectónicas” sino también enseñanzas de vida recogidas en muchas de sus frases célebres.

Vía: Niemeyercenter, Arqchile

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*