El Cabello se Cae Cuando el Estrés Aumenta

Un estudio realizado en la Argentina determinó que “el ritmo de vida cotidiano trae aparejado la caída del cabello más de lo debido”. Algunos datos para tener en cuenta:

  • En Argentina el 70 % de sus habitantes padecen caída de cabellos por estrés (en la mayoría de los casos sin conocer las causas que lo provocan).
  • Entre las causas más comunes están: mala alimentación (16 %) – problemas hormonales (9 %) – herencia genética (5%) y nutricionales (por falta de hierro y zinc). Es decir que las causales de esta problemática “van por dentro”.
  • En décadas anteriores la caída del cabello era un problema de los hombres (calvicie a partir de los 40), actualmente la mujer tiene el mismo problema que se agrava en edades mayor a los 40 años.
  • Los síntomas de esta enfermedad silenciosa podemos agruparlas en reacciones fisiológicas, emocionales y de comportamiento.
  • Producen en el individuo: caída de cabello – desequilibrio químico (afecta el sistema inmunológico del cuerpo) – alteración del ritmo cardíaco – presión sanguínea en aumento – dilatación de la pupila – crece el ritmo de la respiración y transpiración. Un complejo de alteraciones que desencadena el estrés cotidiano.
  • Cien mil pelos tiene la mayoría de la gente en su cabeza, del 10 al 15 % de caída de pelo diario “es normal” (es el pelo desarrollado que se va cayendo), cuando se supera estos parámetros “a preocuparse” y tratar el tema con la mayor rapidez.

No estamos solos con este problema, el mundo entero ve en la “caída del cabello” un problema universal que muchos atribuyen “menos vida rural y más vida urbana” y que la sociedad se preocupa por ser desencadenante de problemas mayores como ataques cardiacos, apoplejía y muchos más. La persona demasiado tensa padece con más intensidad los problemas de salud que ya tiene.

Cada tipo de problema tiene una solución particular (no hay soluciones universales) pero se puede afirmar que “la belleza capilar comienza con la salud”, no a las dietas muy severas (donde hay gran restricción de calorías, proteínas y ácidos grasos),  una buena alimentación y vida sana contribuye a una mejor condición de vida saludable. A llevarlo a la práctica.

Busquedas relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*