Cannabis Sativa, La Planta Angel y/o Demonio

De alli se obtiene el aceite de cáñamo, que es difícil de conseguir porque “muchos países todo lo que tiene que ver con el cáñamo está Prohibido”, lo relacionan con drogas (marihuana).

cannabis-sativa1

Sin embargo es una de las plantas mas ricas para la alimentación y para la industria. La semilla (cañamones) es rica en proteínas (30 a 50 % más que el pescado), es antioxidante (carotenovitamina A y E) , que ayudan a hidratar la piel, mantener los ojos y membranas celulares sanos. Los cañamones no contienen gluten, tiene grandes cantidades de CalcioHierro y Fósforo; pueden utilizarse en ensaladas.

El aceite es poliinsaturado, contiene ácidos grasos esenciales (Omega 3 y 6) que previenen inflamaciones (artritis), trastornos hormonales, cardiovasculares, asma, osteoporosis; entre otros.

En Argentina (1960) nació un sueño que “no nos dejaron soñar”, en Jáuregui (provincia de Buenos Aires, próximo a la ciudad de Lujan) se sembró – cosecho – industrializó Cannabis Sativa, por la empresa Linera Bonaerense S.A. que formaba parte del complejo industrial Villa Flandria (dedicada a procesos de industrialización de fibras textiles como lino y algodón).

La idea  nació de Jules Steverlynck, un inmigrante belga que dio nacimiento a una producción de 150 hectáreas de campos propios y arrendados con semillas de Cannabis traídas de Bélgica (una especie ideal para la obtención de fibra textil). Los sembradíos similar al maíz (30 centímetros entre plantas y alturas que superaban los 2 metros), la cosecha era a máquina que cortaba a la planta a ras de tierra y procesaban en las instalaciones industriales de Villa Flandria.

La industria prosperó hasta 1976, época en la que surgen políticas que fueron desgastando el proyecto de los fundadores (argumentando defensa de la salud y conductas éticas), donde se empleaba el verdadero interés de promover las fibras sintéticas (nylon y polímeros) en definitiva eliminar la industria del Cáñamo y potenciar la industria del Petróleo – 1989 La firma Linera Bonaerense entra en convocatoria de acreedores y en 1995 cierra definitivamente sus puertas.

Jules Steverlynck (Don Julio) murió en 1975, fué el principal hacedor de éste emprendimiento que dió de comer a cientos de argentinos e inmigrantes durante el tiempo que duró “el Sueño de un Belga”.

Los múltiples usos del cáñamo se ve en: cañerías de agua (sellaba las roscas, hoy reemplazado por el teflón) – hilo sisal – hilo de cáñamo para encuadernar – alpargatas de yute (cáñamo) y mucho más.

En su largo historial de ésta planta milenaria, ha estado presente en muchos hitos históricos de la Humanidad como “las velas de las Carabelas de Cristóbal Colón” – “la bandera de los EEUU y los papeles que plasmaron la independencia Norteamericana” – ” vaquero Levis original“, entre otros.

Cannabis Sativa que tanto bien hace a la Humanidad tiene un contenido psicoactivo de THC (tetrahidrocannabinol) de menos de 0,3 % y su familiar cercano (marihuana) que tanto mal nos hace tiene un porcentaje de THC en un rango de 5 a 15 %, cifras totalmente dispar y de fácil identificación.

Es tiempo de reincorporar con derecho propio ésta fibra milenaria de usos variados tan noble sustituyendo la tala de bosques por cultivos de Cannabis para obtener celulosa. Una planta de doble ingreso para el agricultor “semillas y fibras”, sin tener que lidiar con malezas, con una biomasa que protege el suelo y un crecimiento rápido (90 a 120 días). Países como España -Italia – Holanda – Inglaterra – Irlanda – Austria – Polonia – Canadá – Japón – Suiza han dicho SI al Cannabis sativa, sigamos el ejemplo para que los “Argentinos podamos completar el sueño de un Belga”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*